miércoles, 23 de noviembre de 2011

"El pabellón de las peonías" de Lisa See


Título: "El pabellón de las peonías"
Autor: Lisa See
Editorial: Letras de bolsillo
Año de publicación: 2007
Cantidad de páginas: 345.

     Esta novela es la segunda obra que leo de Lisa See, autora de "El abanico de seda" que ya he reseñado anteriormente. En este caso, el relato vuelve a transportarnos a una cultura totalmente diferente, pero esta vez nos sumergimos en un plano más metafísico. En este sentido, la novela ha sido toda una sorpresa.
      Se toma como base el conocido tópico universal del "mal de amor" que afecta a las doncellas enamoradas. En 1664, al iniciarse en China la dinastía Quing, liderada por los manchúes, la situación de las mujeres fue caótica: algunas abandonaron sus hogares, fueron víctimas de torturas, violaciones reiteradas y hasta dieron la vida por sus hombres. En este contexto, algunas se convierten en escritoras y sus obras han pasado de generación en generación hasta llegar a nuestros días.
     El personaje central es Peonía, una joven de dieciseis años que está obsesionada por la clásica obra china "El pabellón de las peonías". Su padre, un hombre poderoso, decide llevar a cabo una representación de la misma en su casa. La doncella, durante la teatralización, conoce de manera casual y a escondidas a Ren, un joven del que se enamora profundamente. Este amor le pesa pues ella ya está comprometida con un desconocido al que su padre ha ofrecido en matrimonio. A partir de allí, el único refugio de Peonía pasa a ser el libro que justamente lleva su nombre y así, obsesionada por la lectura y el análisis de sus protagonistas, enferma de mal de amor.


Representación escénica de la ópera "El pablellón de las peonías", obra cumbre de la literatura china

      Las ironías del destino llevan a Peonía a revelar la identidad de su prometido. Para su sorpresa, es Ren. Sin embargo, ya es demasiado tarde, pues ella está tan débil que muere.  En realidad, es aquí donde comienza el verdadero sentido de la obra ya que Peonía pasa a ser un fantasma y así entendemos la concepción china del alma después de la muerte.
    Por aquel entonces (1644) yace la idea de que el alma de un difunto se divide en tres partes, cada una de ellas con un lugar distinto de descanso. Pero Peonía, por un olvido y negligencia de sus padres que no marcan su tablilla funeraria, pasa a ser un fantasma que vaga sin rumbo y se enfrenta de ese modo a las nuevas esposas de Ren.
    La novela es buena, pero a mi criterio no alcanza la magnitud de la anterior ( no puedo evitar compararlas ya que la idiosincracia sobre las mujeres permanece latente en esta obra constantemente). Destaco que he aprendido mucho sobre la mentalidad y cultura china. Colores, sabores, rituales de boda, rituales fúnebres, cantos, superticiones y creencias, llenan las páginas de una manera enriquecedora. Asumo que me costó terminarla, quizás por momentos la trama se volvió demasiado monotemática para mi gusto y quería saber cómo iba a finalizar. Sin embargo, en los episodios finales, la prosa alcanza la dinámica de los primeros.
    Me pareció muy interesante la aclaración que hace la autora al final de la obra, diciendo que la novela es histórica y narrando la cantidad de estudios que ha realizado para este relato. Algunas investigaciones son muy curiosas ya que Lisa See ha tenido que leer y estudiar artículos sobre las "mujeres- fantasmas- chinas", "escritos de los espíritus" y "autorretratos como reflejos del alma".
    Sin duda, a mi que me encanta aprender sobre la cultura oriental, este tipo de obras me resultan tan curiosas como gratificantes.

13 comentarios:

  1. Coincido contigo en que me encantan estos libros por lo que aprendes de la cultura, de esta autora solo he leído El abanico de seda que me gustó muchísimo y tengo varios en mi lista de pendientes
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. A mi este tipo de libros me gustan, quizá porque he tenido ocasión de vivir en un país oriental y he vivido de cerca su cultura y sus diferencias. Me lo anoto.

    Besos
    Lourdes

    ResponderEliminar
  3. Ya te puedes imaginar que este queda apuntadísimo, porque me encanta la literatura oriental y porque lisa see me gusta muchísimo, de momento solo he leído El abanico de seda y Dos chicas de Shangai y los dos me han encantado. Sigue sorprendiéndome lo muchísimo que tenemos en común en gustos literarios :) Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Tatty: Cada libro que leo, que tiene como escenario algún país oriental me seduce muchísimo. Me cuesta creer que prácticas tan diferentes han confluido, en distintos contextos,en el mismo siglo. Es un libro recomendable, sorprende mucho. Besos!

    Lourdes: De veras has vivido en Oriente? Guauuu, en dónde? Sin duda debe haber sido una gran aventura!!! Me encantaría que me cuentes, Bs

    Carol: Lisa See, según tengo entendido, tiene tres obras. A mi me faltaría "Dos chicas de Shangai" que leeré seguramente el próximo año. La verdad que es cierto, tenemos gustos literarios muy similares, con exepción de Murakami que a mi me encanta, jaja pero tu ya te has reconciliado con él verdad??

    ResponderEliminar
  5. Me estoy aficionando a la literatura de este tipo, así que me lo apunto =)

    Besotess

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué buena pinta, Andrea! anoto este libro, y la autora, que ya la tenía en mente por otras referencias, pero ahora me agrada que lo confirmes, y sobre todo que recalques que hay mucho trabajo detrás, es decir, que es una buena novela de corte histórico, algo que valoro mucho en este tipo de tramas. Me gusta la novela histórica, dependiendo del autor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Siempre me ha llamado la atención esta autora, pero creo que antes probare con "El abanico de seda", aunque el que reseñas tiene muy buena pinta y si me gusta la autora, pues seguramente lo leeré.

    Saludos!!.

    ResponderEliminar
  8. Shorby: De veras? Genial, a mi me encanta la literatura oriental! Besitos

    Icíar: Te cuento: la historia es muy buena ( en lo personal a mi me gusto un poquito más "El abanico de seda") y según la autora está basada en un hecho histórico. Esto sorprende bastante ya que la novela es muy mística, la protagonista es un fantasma y aparecen todas las creencias (que no son pocas) de la época sobre el alma al morir. A mí me gustó, aprendí mucho. Besitos!

    Carla: "El abanico de seda" a mi me encantó, te aconsejo que lo leas primero porque te sumerge muy bien en toda la cultura femenina de la mujer en la China antigua. Este libro también tiene un poco de ese tema pero visto desde otro lugar. Besos!

    ResponderEliminar
  9. No he leído nada de esta autora. Empezará por El abanico de seda, como tú recomiendas arriba...
    Besines,

    ResponderEliminar
  10. Carmen: Las dos obras tienen un estilo similar pero te recomiendo como ya dije comenzar por "El abanico de seda", besos!

    ResponderEliminar
  11. Yo lo leí hace tiempo, y como dices, me gustó aprender más sobre el tema de la muerte y el romanticismo en la cultura oriental. Para mi gusto, me resultó original porque no me esperaba media novela desde la visión de un fantasma, aunque me enganchó más la primera parte. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó lo mismo que a tí. Me engancho más la primera parte, aunque la segunda me llevo a aprender varias concepciones, me gustó más la primera. Bs

      Eliminar
  12. tengo en casa no este libro, sino la película en que se basa...me gusta mucho esta escritora...lo apunto en la libreta del plan infinito...

    ResponderEliminar